Las preguntas que debes hacerte antes de emprender

Array

Emprender es una aventura increíble y puede traer muchas ventajas y beneficios, pero también tiene riesgos y dificultades que debemos conocer y tomar en consideración antes de tomar la decisión.

Es importante estar comprometidos con el negocio, pero a la vez saber cuándo es mejor no seguir adelante. Estas son algunas preguntas que te ayudará a evaluar, con la mente fría, si estás en un buen momento para emprender:

¿De qué se trata tu negocio?

Es una pregunta sencilla, pero clave. Mira a tu alrededor y analiza cuáles son las necesidades de la gente, si el mercado ya cuenta con alternativas para resolverlas y cómo puedes aportar a la solución. En esta misma pregunta debes definir a tu público, porque dependiendo de esto deberás conocer sus intereses y necesidades, y dónde lo encuentras (tienes que estar donde tu público está).

¿Cuáles son las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas en el mercado?

El FODA es el análisis de las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de un negocio. Hacer ese listado te dará una estructura para ordenar tus ideas y prioridades, además de mostrarte aquellas cosas en las que quizás no habías pensando.

Así podrás considerar sus respectivas soluciones, si es que existen, y ver si efectivamente es una buena decisión.

¿Cuánto presupuesto necesitas para iniciar tu idea?

Muchos sueñan con tener un negocio, y aunque la idea sea brillante, es necesario contar con un presupuesto que nos permita llevarlo a cabo. Todo emprendimiento necesita un capital inicial, y una vez que definas la cantidad asegúrate de que no estás siendo demasiado exigente; quizás podrías hacerlo con menos de lo que piensas.

Ahora que lo tienes claro ¿cuentas con él? Si no es así, ¿cómo piensas conseguirlo? ¿Has pensado postular a algún fondo concursable?

¿Qué tan dispuesto estás a fracasar?

Ocho de cada 10 emprendimientos fallan en nuestro país, por lo mismo, pregúntate qué tan dispuesto estás a fallar, y qué tan preparado estás en lo emocional y en lo financiero: mientras más escenarios te plantees, menos sorpresas encontrarás en el camino.

¿Qué te diferencia del resto?

Lo que te diferencia del resto es una característica de tu empresa que te permitirá ser diferente a ellos.  Conocer a tu competencia antes de tomar una decisión, te hará entender mejor el escenario y las dificultades con las que podrías encontrarte.

Puedes ofrecer lo mismo que ofrecen otros, pero asegúrate de que tu producto es mejor; así tendrás una ventaja comparativa frente a ellos. Pregúntate: ¿qué hará que la gente compre mi producto por sobre uno de la competencia? Puede ser el precio, el material o incluso, que sea sustentable.

Usa toda la información que recopilaste de estas preguntas, y analiza con calma qué decides hacer. De todas formas, si tienes un trabajo estable te recomendamos mantenerlo mientras avanzas en esto: si bien no podrás dedicarle todo el tiempo que quisieras, hacerlo así te permitirá estar más tranquilo y sin correr riesgos innecesarios.

Estas son otras preguntas que te ayudarán a ampliar tu mirada respecto al emprendimiento:

1.     ¿Cuánto tiempo te tomará? ¿Lo tienes?

2.     ¿Tienes otras obligaciones que te impedirán dar el 100%?

3.     ¿Habría un mejor momento para comenzar un negocio?

4.     ¿Puedes probar a tiempo parcial antes de renunciar a tu trabajo?

5.     Si tu negocio me da menos ingresos de lo que esperaba ¿cuánto tiempo podré seguir?

 

Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

Agregar comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar

Comentarios

El enfoque de mi negocio es

Imagen de Carolina Martinez-Infante

El enfoque de mi negocio es independizarme, dentro de mi mismo rubro, entregando enseñanza en viña del mar, fortaleza experiencia curriculum, pasion, oportunidades llegar a un grupo de alumnos que les falicitara su desenvolvimiento social, debilidades otros estilos de danza populares, y recursos para emprender arriendo de sala y transporte.