Aprender a realizar un balance a fin de año

Array

Fuente imagen: Pixabay.com

 

Si ser ordenada en tus finanzas es tarea fundamental para toda emprendedora, saber realizar un balance de fin de año es muy importante ya que por un lado implica cerrar bien el año, y por otro comenzar el siguiente con el pie derecho.

¿En qué consiste el cierre del año comercial?
Se denomina año comercial al período comprendido entre el 1 de enero al 31 de diciembre. Los impuestos que se pagan en abril (año tributario), son los del año comercial anterior. Lo primero que debes hacer en el cierre del año, es determinar la utilidad de acuerdo al balance. 

Para ello hay que hacer algunos ajustes contables como depreciación del activo fijo y conteo de existencias para determinar la utilidad. Adicionalmente hay que determinar la renta líquida imponible, es decir, ajustar la utilidad financiera a una utilidad de acuerdo a las normas tributarias. Conviene hacerlo con anticipación para no llevarse una sorpresa como, por ejemplo, considerar pagar un impuesto muy alto.
 Entonces, ¿cómo se puede hacer de manera más rápida y efectiva?

Lo primero que hay que hacer es evitar acumular el trabajo para enero o febrero, porque en la mayoría de los negocios y  sobre todo en los más pequeñas, no llevan una contabilidad diaria ni mensual, sino que se dedican a hacer sus negocios y a pagar el impuesto IVA. 

Entonces, cuando llegan a fin de año, tienen que hacer todo para atrás, corriendo el riesgo de cometer errores porque la información no está o no aparece. En definitiva, empezar a recordar en enero lo que hiciste a principios del año pasado es complejo. En cambio, si llevas la contabilidad al día, vas a llegar a enero con todo listo.

 Ahora bien si en tu caso no hiciste el registro durante el año, debes dejar un par de días para ordenar tus finanzas y hacerlo con calma, revisando uno por uno los detalles del año.

¿Cuáles son los plazos de las principales obligaciones tributarias en el período?

El Servicio de Impuestos Internos te obliga a hacer declaraciones juradas en marzo, en las que le informas los movimientos que tuviste el año anterior, como pago de honorarios con las que hiciste retención de impuesto único y bienes raíces  en el caso que pagabas el arriendo de un local. 

En el caso de las sociedades, además deben informar de los retiros o dividendos. La principal es la Declaración de Renta, que se realiza en el mes de abril con el formulario 22. Si eres una emprendedora constituida como sociedad, tienes que hacer la declaración de la sociedad y también de la persona, del socio.

 ¿Cuáles son las recomendaciones para hacer un buen  cierre de año?
Lo recomendable es que esta actividad la realice un contador,  para que te lleve al día tus finanzas, porque la contabilidad te va a servir no sólo para determinar cuánto tienes que pagar de impuesto, sino para tomar decisiones comerciales, para ver si los precios que estás cobrando generan o o utilidad o estás cobrando muy poco.

 

¿Estás haciendo tu balance comercial del 2015?

 

 

Agregar comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar

Comentarios

Tuve un muy mal contador

Imagen de Disfraces Beatriz

Tuve un muy mal contador desde el 2012 y el año pasado (2015) me di cuenta cuando tome mis libros.Necesito completarlos y no se si sera necesario para el cierre o cambio de razon social.

Estare atenta a sus respuesta

Hola Beatriz, primero que

Imagen de Loreto Jiménez

Hola Beatriz, primero que todo qué lástima lo que sucedió. Siempre hay que tener los libros contables al día y en tu caso el consejo es revisar tu situación tributaria en la página web de Servicio de Impuestos Internos (www.sii.cl) y en base a lo que ahí aparezca realizar los ajustes que sean necesarios o completar la información que falta, pero tomando esos datos como antecedentes. Espero que te sirva este consejo, nos cuentas cómo te va. Saludos

Hola Marcela, lo primero es

Imagen de Loreto Jiménez

Hola Marcela, lo primero es tener ordenada tus finanzas de manera tal que puedas detallar tus egresos e ingresos y así tener claridad sobre tus ganancias. La primera vez que lo hagas probablemente tengas muchas dudas, pero la práctica es clave y obviamente la asesoría de un contador facilita muchísimo, aunque no siempre podemos –como emprendedoras- costear esos honorarios. Inténtalo y seguro que podrás hacerlo. Nos cuentas como te va. ¡Saludos!