5 preguntas que deberías hacerte si quieres ser productiva

Array

Crédito foto: Free Image.com

 

Si no lo sabías hay dos tipos de personas: las que se ponen en marcha rápidamente, casi sin planificar, y las que prefieren planificar y crear una estrategia antes de empezar. ¿Con cuál te identificas más?

El ser una persona de acción es algo excelente, sobre todo porque es la acción la que genera resultados. De nada sirve tener muchísimos conocimientos y formación si luego no pasas a la acción. De hecho, ir acumulando cursos y cursos indefinidamente antes de ponerte en marcha porque “necesitas estar más preparada” es una forma de autosabotaje por miedo a fracasar, al rechazo, etc.

Sin embargo, como oí una vez, la acción sin dirección no es muy efectiva. O lo que es lo mismo, hacer no equivale a conseguir, a tener resultados (o al menos los resultados que tú quieres). Seguro que lo has podido comprobar por ti misma más de una vez, trabajar como una loca para nada. Y es especialmente importante si tienes o piensas tener un negocio. Algunos ejemplos: meterte en un montón de redes sociales sin saber para qué, gastarte una millonada en tu web sin tener clara tu idea de negocio, etc.

Y es aquí en donde entra en acción la planificación: la estrategia. Hay personas que antes de entrar en acción prefieren tenerlo todo bien planificado y tener clara su estrategia. Muy sabio, porque eso te permite analizar distintas opciones antes de emplear tiempo y energía en algo. No sea que después de emplearlo no funcione y creas que ha sido mala suerte o que tu no vales para eso, cuando la verdad es que lo único no válido eran tus técnicas o tu estrategia.  Por supuesto la planificación también tiene su contrapunto, cuando la utilizas como excusa para posponer el momento de acción, algo también bastante frecuente.

En todo caso en la mayoría de las situaciones es muy útil tener una estrategia y estas son las 5 preguntas que deberías planearte si tienes algo en mente o estás en medio de un proceso:

  • ¿Por qué estoy haciendo esto?
  • ¿Por qué estoy haciéndolo ahora?
  • ¿Qué resultado espero?
  • ¿Cómo voy a saber que he conseguido ese resultado, qué métodos de análisis voy a utilizar?
  • ¿En qué otra actividad podría emplear mi tiempo, dinero y recursos, que me dieran mejores resultados?

Es muy fácil ir acumulando información y cursos y sentirte atraída por las “novedades” con la idea de que todo te puede ser útil, pero la consecuencia, muchas veces, es la parálisis por análisis. Hay tanto que no sabes por dónde empezar y no haces nada. O bien todo lo contrario, te metes de lleno en cada novedad y puerta que ves abierta sin pararte a pensar demasiado. En cualquiera de estas situaciones estas 5 preguntas pueden ahorrarte dolores de cabezas.

¿Qué te pareció el artículo?

Agregar comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar