¿Puedes ser amiga de tus empleados?

Array

No hay forma de escapar de las cargas de autoridad necesarias cuando eres dueña de tu propio emprendimiento, aunque puedes desarrollar una amistad con alguien que trabaja contigo, siempre habrá un desequilibrio de poder con tu amigo.

¿Se puede ser amiga de una empleada, cualquier amistad entre dueña y  empleado o empleada puede dañar la amistad o la relación de trabajo?

 

Como poder hacerlo sin tener problemas en el futuro.

  1. Debes elegir a tus amigos cuidadosamente: Tener un amigo que a su vez es uno de tus empleados requiere altos grados de confianza y juicio por ambas partes.

  2. Deberás establecer las expectativas en la relación desde el comienzo.

  3. Sea claro acerca de sus roles en la conversación: Si en algún momento es necesario conversar de trabajo, siempre es bueno dejar claro, por ejemplo, que se está hablando como amigos y no como jefe y empleado.

  4. Sea transparente con los demás: Si estás en reunión con el resto de tu equipo de trabajo, no es malo decir que tú y Juanita, por ejemplo, son amigas. Así no habrán malos entendidos o comentarios innecesarios.

  5.  

Las amistades de trabajo que sobreviven se basan en la confianza y la transparencia: transparencia sobre los límites dentro de los cuales podrá comunicarse y confiar en que sus acciones son profesionales y no personales.

Si eres amiga de alguno de tus colaboradores o colaboradoras, cuéntanos cómo ha sido tu experiencia.

 

Fuente de Imagen: www.pixabay.com

 

Agregar comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar