Cómo ser mamá y trabajadora a la vez

Array

Hoy en día, quienes somos mamás, tenemos un importante número de responsabilidades, más aún, si nos toca trabajar fuera de casa y tenemos hijos pequeños.

Compatibilizar ese mundo personal y laboral, puede que muchas veces, nos parezca algo, nada  sencillo. Dada esta realidad, entonces, el tema es: ¿Cómo balancear la vida familiar y laboral y ser feliz al mismo tiempo? 

Si bien no existe una receta infalible, los siguientes tips te ayudarán, por lo menos, a no morir en el intento:

Organizarse

Es cierto; suele ser más fácil decirlo que hacerlo. Pese a ello, si lo haces, pronto verás los frutos.

Comienza con algo sencillo, como dejar todo listo, la noche anterior (ropa de los niños, colaciones, etc.). Tendrás más tiempo en la mañana para focalizarte en tus cosas. Más adelante, serás capaz, incluso, de hacer un calendario con las actividades de la semana, el cual te servirá para planificar mejor tus días.

No sentir más culpa

Independiente, si a tu hijo, lo dejas en una sala cuna, jardín infantil o al cuidado de otra persona, no sientas que lo estás abandonado. Ten en cuenta de que por ejemplo, para los niños es más fácil adquirir hábitos de alimentación, cuando están rodeados de otros niños. Además, aprenderán a relacionarse con otras personas, desde pequeños.

Por otro lado, no sientas culpa por el hecho de que pasas poco tiempo con tu hijo. Es más  importante la “calidad” que la cantidad. Por ejemplo, cuando llegues a tu casa, dedícale el 100% de tu atención. 

Delegar responsabilidades 

No temas en pedir ayuda, cuando lo necesites. Puede ser algún familiar o tu pareja. Si cuentas con este apoyo, lo mejor es dividir las responsabilidades, no sólo en lo que respecta al cuidado de tu hijo, sino que también, en las tareas del hogar. De esta forma, efectivamente podrás estar más tranquila, en tu trabajo.

Habla con tu jefe

No temas decirle a él o ella, cuando tengas alguna emergencia con tu hijo y necesites pedir algún permiso. Puedes ganar en esa persona, un aliado que te permitirá, tener mayor tranquilidad y manejar de mejor forma, tus tiempos. 

Recuerda que ser mamá, no significa tener que dejar de lado, tu crecimiento laboral. Al contrario, el tener un hijo, te da la oportunidad de desarrollar muchas habilidades que otros profesionales no tienen, como el buen manejo del tiempo, la empatía y la capacidad de manejar varias situaciones a la vez.

 

Agregar comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar