Claves para aprender a decir “no” en el trabajo

Array

Muchas veces, en nuestros trabajos, cometemos el error de decir “sí” a todo. Puede ser por temor a quedar fuera de un proyecto o porque consideramos que estamos obligadas a hacerlo.

De esta forma entramos en un círculo vicioso, en un afán de evitar el rechazo o la indiferencia de nuestro entorno. 

La incapacidad de decir “no” es en realidad, el reflejo de falta de confianza y autoestima, además de una comunicación asertiva, poca desarrollada.

Quien tiene problemas para decir “no”, está sobrepasando sus propios límites, al guardar silencio y asumir “sin más”, la nueva tarea. En realidad en este caso tendríamos que hacer la siguiente pregunta, a nuestra jefatura: ¿Qué tarea priorizo?

Recupera tu asertividad

¿Por qué tenemos que decir siempre  “sí”? En realidad lo que haces es llenarte de compromisos, lo que a la larga te produce estrés y disminución de tu confianza.

A continuación, revisa las claves que te permitirán aprender a decir “no”:

Distingue el problema:

La inconveniencia para decir “no” puede ser porque hay problemas para comunicar, porque hay desorganización o falta de priorización, en tu entorno. Tener esto claro, te ayudará a repensar tu respuesta.

Sé clara:

Expresa tu punto de vista sobre lo que te proponen, ojala en pocas palabras y con total respeto. Ejemplo: “no estoy de acuerdo con....porque”. Ten el valor de defender tu posición sabiendo de antemano, qué palabras funcionan en tu ámbito laboral y principalmente con tu jefatura.

¿Cómo trabajas? 

Tienes que lograr entender bien, la forma en que funcionan los procesos en tu empresa. Si detectas que estás invirtiendo demasiado tiempo, en alguna tarea es el momento que identifiques lo que te ayudaría a poner límites o reorganizar tus esfuerzos.

Habla con prudencia:

No des excesivas justificaciones o explicaciones de por qué, no quieres aceptar algo, en el trabajo. Podría ser mal interpretado por tu jefatura (especialmente si la otra persona es un poco agresiva).

Para evitar una reacción de impaciencia, sé rápida y contundente con tu respuesta.

Vela por ti misma

Uno de los grandes errores que solemos cometer es pensar que nuestra jefatura, se dará cuenta de que literalmente nos está “recargando la mano”, con nuevas tareas. Si tú no eres capaz de decir un “no” con argumentos, nadie más lo hará por ti.

Agregar comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar

Comentarios

¡Muy bien María Francisca!

Imagen de Constanza Videla

¡Muy bien María Francisca! Esa es la idea de los contenidos, que te sean de utilidad y puedas ponerlos en práctica.

Saludos, y ¡sigue visitándonos!